Padre y madre a la vez en Sacramento, superó todo para velar por sus hijas

Padre y madre a la vez en Sacramento, superó todo para velar por sus hijas
Verónica Preciado / El Tiempo de Monclova

Es un hombre fuerte, desde hace 7 años vende conos y empanadas en la calle principal del municipio de Sacramento

SACRAMENTO, COAH. –Un padre responsable que a pesar de su enfermedad sigue trabajando para apoyar a sus hijas, es Alejandro Martínez Álvarez quien es comerciante informal; desde hace 7 años vende conos y empanadas en la calle principal de Sacramento.

A sus 66 años don Alejandro es un hombre fuerte y a diario sale de su casa a vender sus productos para sacar la ganancia del día, lo poco o mucho que saca de las ventas lo comparte con sus 2 hijas Azucena y Alejandra quienes ya están casadas, pero siguen recibiendo el apoyo de su padre.

Cuando sus hijas eran más jóvenes, él se quedó a cargo de ellas pues su ex esposa abandono el hogar; desde entonces no las ha dejado un solo día, aun cuando ellas formaron su propia familia les brinda el amor y apoyo como padre.

A pesar del vicio por las bebidas embriagantes, nunca olvido la responsabilidad que tenía con sus hijas; su ex mujer fue quien no soportó la situación y se fue dejándolo con toda la responsabilidad.

Fueron 11 años los que duró casado, después él solo empezó hacerse cargo del hogar con sus hijas que hoy tienen 30 y 34 años de edad.“Me siento orgulloso de lo que hago por ellas, que me costaba a mí también haberme ido y abandonarlas, pero hasta ahora siempre he estado al pendiente de que vivan bien que no les falte lo necesario”.

60ceb2ccb0b5e.jpg

POR 30 AÑOS FUEBLOCKERO

La mayor parte de su vida laboral, la dedicó a la elaboración de bloques, en distintos municipios de la región como Sacramento, Lamadrid, Cuatro Ciénegas, Nadadores y hasta San Buenaventura hacia trabajos.“Ser blockero es un trabajo pesado, pero era lo que me gustaba hacer y de ahí sacaba para mantener la casa, darle la comida y vestido a mis hijas que siempre han estado conmigo”.

Desde los 30 años trabajo en el oficio donde permaneció por más de 25 años, pero luego vino la enfermedad y ya no pudo continuar, por lo que un tiempo permaneció en casa.

Dijo que desafortunadamente ingiere mucho alcohol, lo que lo llevó a padecer una cirrosis aguda que lo mantuvo por más de un mes hospitalizado.

Tiempo después empezó a recuperarse y decidió empezar a trabajar en la venta de empanadas, conos de leche, hojarascas, entre otros productos que se elaboran en el municipio.

Hasta 160 bloques elaboraba diario, un trabajo muy pesado al que le dedicaba hasta más de 8 horas del día, pero le permitió llevar el sustento a la familia.

60ceb2d68ee78.jpg

ME ALEJÉ DEL VICIO

Don Alejandro hoy es un padre y abuelo que también vela por sus 5 nietos; después de ser atacado por la cirrosis, se alejó completamente del alcohol, y cuando convive con su familia lo hace de manera sana.

Recordó que años atrás en el Día del Padre no faltaba la cerveza para festejar, hoy en día solo celebran con una comida, pues su mayor alegría es tener a sus hijas a su lado.“Me aleje del vicio por completo, ya no tomo una sola gota de alcohol, si celebramos el día, pero solo con una comida, para mí lo importante es tener a mis hijas, mis nietos, eso me llena de alegría”.

Satisfecho de lo que ha hecho por sus hijas, dijo que, a pesar de haber sido una persona con problemas de alcoholismo, nunca olvidó su responsabilidad de padre.

 

 

Padre y madre a la vez en Sacramento, superó todo para velar por sus hijas
Padre y madre a la vez en Sacramento, superó todo para velar por sus hijas 〉 🖼️

Noticias del tema


    ¿Te gustó la nota? comparte


    Reacciones

    NOTAS RELACIONADAS

    El clima en Monclova

    Tendencia

    Noticias más leídas

    noticias más leídas

    Noticias recientes

    noticias recientes

    Es tendencia

      Videos El Tiempo

      video facebook

      OTROS VIDEOS
      video facebook

      ...

      video facebook

      ...

      video facebook

      ...

      Te puede interesar

      Padre y madre a la vez en Sacramento, superó todo para velar por sus hijas