LEAR, víctima de la crisis que obliga el cierre de empresas

LEAR, víctima de la crisis que obliga el cierre de empresas
Laura Gelacio / El Tiempo de Monclova

700 empleados se quedaron sin trabajo y se teme que más empresas corran con esta misma suerte por la pandemia

FRONTERA, COAH.- Un sector productivo más es el que se ha visto afectado por una pandemia que ha marcado un panorama desolador y triste para la Región Centro de Coahuila, y con el cerca de 700 empleados serán los que perderán su trabajo por la falta de producción.
Lear Corporation empresa fundada en 1917 en la ciudad de Detroit, Michigan que fue creciendo exponencialmente en diferentes partes del mundo, su expansión a la ciudad de Frontera fue después del año 2002 y hoy se ve mermada ante la inexistente demanda de sus productos, cancelando así su producción en la ciudad del riel.
Debido a una severa crisis económica que ha sido causada por la pandemia y el problema que enfrenta Altos Hornos, ocasionó que los inversionistas perdieron el interés en la Región Centro especialmente en Frontera y Monclova, frenando así una necesaria inyección de recursos.
Ante esta situación, la empresa, fabricante de arneses automotrices está a escasos días de su cierre definitivo algo que se especulaba desde noviembre del 2020 y que directivos de la empresa o representantes sindicales nunca desmintieron esa información.
Fue hasta el mes de diciembre del 2020, cuando Mario Dante Galindo Montemayor, representante de la CTM Frontera, anunció que se continuaría trabajando, pero con una baja producción, porque se estaban buscando los mecanismos adecuados para mantener el trabajo de los casi 850 obreros que ocupaban igual número de plazas laborales.
A principios de enero, de manera extra oficial se dio a conocer el cierre definitivo de la maquiladora, siendo el día 12 de enero del 2021 cuando directivos de la empresa acompañados por representantes y jurídicos sindicales de la CTM citaron a una junta a los empleados para darles a conocer la desalentadora noticia.
Se especificó que sería el mes de febrero cuando la corporación automotriz daría fin a su producción, informando a los más de 700 trabajadores que se irían reajustando por grupos o departamentos, esto lo informaba el titular de Recursos Humanos a través de un comunicado, en presencia de elementos de la Junta de Conciliación y Arbitraje, donde además se les dijo que se daría el 100% su indemnización.
Al día siguiente, el 14 de enero del 2021, confirmaría la CTM de Frontera el cierre de la empresa, señalando que dejaría alrededor de 850 personas desempleadas, dicho comunicado estuvo a cargo del dirigente de la CTM Frontera, José David Galindo Montemayor.
En dichas declaraciones comunicó que se estaría buscando la colocación de personal en las diferentes plantas de la región pertenecientes a esta misma corporación y de no ser así, se buscarían nuevas fuentes de empleo para no afectar la economía de los cesantes.
Como medida desesperada por parte del sindicato, se buscó a empresarios que quisieran invertir en la región y se buscaron mecanismos para elevar la productividad de Lear y de las empresas en el área industrial de la zona conurbada.
Desde estas fechas, por parte del sindicato se dio a conocer que se tenía que inyectar una mínima inversión en la empresa en los últimos 15 días del mes de enero, para determinar el destino de la factoría, si no, sería inevitable el cierre.
A una semana de este comunicado, el 21 de enero del 2021, Mario Dante Galindo, dirigente de la CTM dio la primicia de que Teksid había ofertado 100 fuentes de trabajo, las cuales se aprovecharían para darle prioridad a los empleados de Lear que estuvieran interesados.
Dante Galindo con esta noticia señaló que se continuaría con la búsqueda de factorías que ofertaran más fuentes de empleo para los obreros de la empresa automotriz, dando a conocer, además, que estas empresas estaban teniendo un incremento de producción considerable y necesitaban buscar más empleados lo cual se consideró benéfico ante la situación incierta de Lear.
Inclusive se esperaba, que con la asunción del nuevo gobernante del país vecino, Joe Biden mejorara la economía de Estados Unidos y las condiciones de producción y exportaciones, lo cual sería una mejora significativa para el sector automotriz y beneficiaría a empresas de este rubro y Lear una de ellas. Aún y cuando el estado ha enviado recursos a través de la Secretaría de Economía al sector industrial, no fueron suficientes para el crecimiento de producción, ni para asegurar la permanencia de varias empresas, entre ellas Lear.
Después de esto, la empresa y representantes del sindicato mantuvieron un perfil bajo y sin dar a conocer más información, inclusive se intentó de todas las formas contactar a los dirigentes sindicales Galindo, fracasando en todos los intentos creciendo la incertidumbre sobre la situación de la empresa.
Luego de dos semanas en que no se tuvieron noticias, se observaron tráileres cargados con maquinaria de las líneas de producción de Lear.Fue así que de manera extraoficial lo corroboraron; ya habían comenzado a desmantelar la infraestructura de diferentes áreas de la empresa. El primero de febrero fue el inicio del éxodo.
Al parecer, la maquinaria desmantelada fue enviada a la compañía Lear de Ramos Arizpe, donde será resguardada o utilizada en sus líneas de producción.
Asimismo, un trabajador de la empresa comentó que para esa fecha nadie había sido despedido, pero que se sentía un ambiente de vacío y esto era desalentador para cualquiera.
Luego de tres días de este suceso se dio a conocer que inició el reajuste con el primer grupo de empleados, los de más reciente ingreso encabezaron la lista, ya que su contrato se vencía ese mes y no sería renovado pues ya se había cumplido con el último pedido de arneses de los que se fabrican en Lear. El desmantelamiento de equipo continuó y los trabajadores con tristeza esperaban que ya comenzara el reajuste directo con el personal de planta y no solamente los que estaban por contrato.
Y como todas las fechas fatales llegan, el lunes anterior fue cuando se tuvo conocimiento que ya se había despedido a los primeros trabajadores; así Frontera está a escasos días de perder a una de sus principales fuentes de empleo.
Mario Dante Galindo, representante del sindicato de la CTM Frontera, por fin rompió el silencio y dijo que solamente quienes trabajaban dentro de la corporación sabían realmente la situación, dando a conocer que hay personas que han comentado la situación y grave crisis por la cual está pasando la empresa.
Así es como toda una ciudad ha sido testigo del panorama escabroso que está marcando una pandemia, afectando la economía y producción de las empresas, acabando con el trabajo y las ilusiones de los trabajadores y sus familias, además de dejar dolor y pobreza a su paso.
Es de esperarse que a través de este cierre, el resto de los sectores como el comercial, se verá afectado directamente, lo cual sería consecuencia de una reacción en cadena ocasionada por una pandemia que llegó a desequilibrar no sólo a los sectores más importantes de las ciudades, sino también a toda una región que durante años ha luchado por sobresalir en el mapa de la producción y el esfuerzo y ahora sufre las funestas consecuencias de un virus mortal.

LEAR, víctima de la crisis que obliga el cierre de empresas
LEAR, víctima de la crisis que obliga el cierre de empresas

¿Te gustó la nota? comparte


Reacciones

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

NOTAS RELACIONADAS

El clima en Monclova

día mínima máxima

Noticias más leídas

noticias más leídas

Noticias recientes

noticias recientes

Videos El Tiempo

video fb

OTROS VIDEOS

...

...

...

...

Te puede interesar

LEAR, víctima de la crisis que obliga el cierre de empresas