El movimiento popular de protesta 'anti-elites' se asoma a la calle en Túnez

El movimiento popular de protesta 'anti-elites' se asoma a la calle en Túnez
EFE / El Tiempo de Monclova

Estudiante de ciencias de la Comunicación, la joven asegura que no se trata de una organización al uso, jerárquica si no de un movimiento transversal del que se habla en las calles, en las plazas, los cafés o las aulas en el marco de una nueva realidad condicionada por la pandemia

Túnez, - Cerca de dos millares de jóvenes tunecinos se manifestaron hoy en los alrededores del Parlamento durante la sesión del voto de confianza al nuevo Ejecutivo en contra la de las "elites que han arruinado los principios de la revolución y pervertido los logros alcanzados" tras la caída en 2011 de la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali.

Un movimiento contestario nuevo, que se gesta desde hace meses, que ha comenzado a asomarse con fuerza en las últimas dos semanas y en el que las mujeres tunecinas han tomado la primera línea de combate junto a otros universitarios, grupos de desempleados, activistas de la sociedad civil e incluso menores que este martes marcharon al grito del "programa del pueblo contra el programa de las elites".

"Las clases dirigentes, con la complicidad de los medios de comunicación estatales, quieren repartirse de nuevo el poder y quedarse con los recursos al margen del pueblo", explicó a Efe Marwa, una joven universitaria a la cabeza hoy de la manifestación.

"Lo llaman un nuevo diálogo nacional, pero en realidad es una negociación para enterrar las demandas de 2011y favorecer a los grandes empresarios, a los terratenientes, a las familias que concentran el dinero e incluso a las organizaciones sindicales asociadas al poder", agregó.

MOVIMIENTO TRANSVERSAL

Estudiante de ciencias de la Comunicación, la joven asegura que no se trata de una organización al uso, jerárquica si no de un movimiento transversal del que se habla en las calles, en las plazas, los cafés o las aulas en el marco de una nueva realidad condicionada por la pandemia.

"Pretenden desprestigiar las protestas, diciendo que son únicamente grupos de vándalos, pero no es cierto. Cuentan con la complicidad de los medios para ello. Pero es algo más. Creemos que no sirve con cambiar las caras del gobierno, como hacen ahora. Es el sistema el que debe cambiar y ese es nuestro objetivo. Va ser una lucha larga", insiste Samira, desempleada de 26 años.

Durante la protesta, los jóvenes hicieron circular un manifiesto, accesible en las redes sociales bajo el lema #ThePeoplesProgramAgainsttheEliteProgram en el que se exige la liberación de las cerca de mil personas detenidas durante las protestas y disturbios de los últimos diez días.

Y se demandas medidas sociales como un impuesto a los bancos, compensaciones por la pandemia, regulación de alquileres, una auditoria nacional independiente, la cancelación de las deudas por microcréditos o el relanzamiento de la industria nacional.

REMODELACIÓN DEL GOBIERNO

La protesta de este martes se produjo al tiempo que el Parlamento examinaba la remodelación del gobierno presentada hace dos semanas por el primer ministro Hichem Mechichi, quien asumió el cargo el pasado dos de septiembre.

Un trámite condicionado tanto por el pulso por el poder que mantienen la jefatura del Estado, la oficina del primer ministro y la presidencia del Parlamento, como por la crispación política, que principalmente azuza el Partido Desturiano Libre (PDL), que representa a los nostálgicos de la dictadura.

Su líder, Abeer Mousi, volvió a instar al resto de partidos con representación en la Cámara a movilizarse para forzar la renuncia de Mechichi, al que acusó de haberse rendido a los intereses del presidente de la Cámara y líder del partido conservador de tendencia islamista Ennahda, Rachid Ghanouchi.

La abogada, cuyo partido lidera las encuestas de intención de voto con más de veinte puntos de ventaja sobre el segundo, el propio "Ennhada", aprovechó para profundizar en su estrategia de acoso y derribo: instalar idea de que el actual gobierno esta agotado y el país necesita nuevos comicios.

UNA VOTACIÓN CONTROVERTIDA

El PDL cuenta solo con 17 de los 217 escaños que conforman la Asamblea, y hasta el momento únicamente el llamado Bloque Democrático, que aúna partidos de izquierda, socialdemócratas y nacionalistas árabes y suma 38 escaños, parece igualmente dispuesto a votar en contra, como dejaron claro este martes a los periodistas algunos de sus miembros en los alrededores de la Cámara.

También podría alistarse en el voto negativo partidos como Attayyar y Taha Tounis, que han expresado sus reservas al nombramiento de varios ministros, y en particular a los propuestos para Sanidad, Hedi Khairi, y de Empleo, Youssef Fennira, sobre los que sobrevuelan sospechas de corrupción Ennahda, primer partido con 52 escaños, es también la primera fuerza en favor del sí, aunque igualmente ha expresado sus dudas sobre la idoneidad de los dos ministros citados.

Favorables a la confianza igualmente parecen el partido salafista Al Karama, una escisión radical de Ennahda, que concita 21 escaños, y los 38 diputados de la formación populista "Qalb Tunis", segunda fuerza parlamentaria.

A ellos Mechichi espera que esta noche se unan también varios grupos minoritarios e independientes del fragmentado Parlamento tunecino hasta completar los 109 votos a favor necesarios.

El movimiento popular de protesta 'anti-elites' se asoma a la calle en Túnez
El movimiento popular de protesta 'anti-elites' se asoma a la calle en Túnez

¿Te gustó la nota? comparte


Reacciones

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

NOTAS RELACIONADAS

El clima en Monclova

día mínima máxima

Noticias más leídas

noticias más leídas

Noticias recientes

noticias recientes

Videos El Tiempo

video fb

OTROS VIDEOS

...

...

...

...

Te puede interesar

El movimiento popular de protesta 'anti-elites' se asoma a la calle en Túnez