Cuando Iron Maiden fue tachado de satánico por su tercer disco

Cuando Iron Maiden fue tachado de satánico por su tercer disco
El Universal/ El Tiempo de Monclova

 

En la portada del aparece Eddie con el brazo estirado como si tuviera el control de Satanás, quien se convierte en una marioneta

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando el tercer álbum de Iron Maiden, "The number of the beast", salió al mercado en 1982 la respuesta de los más conservadores fue una: ¡Satánicos!
Basta con ver el título y portada del disco, incluso antes de escuchar sus canciones, para entender el por qué: en ella aparece Eddie (mascota de la banda, quien asemeja a un demonio o zombi) con el brazo estirado como si tuviera el control de Satanás, quien se convierte en una marioneta.
El arte creado por Derek Riggs además se mostraba más desafiante en el diseño que realizó para el sencillo que dio título al álbum, donde Eddie sostiene la cabeza de Satanás y sonríe.
La respuesta de grupos religiosos en Estados Unidos fue la de quemar las copias del disco pero a la par de la controversia y veto en algunos medios, este material se convertiría en uno de los más exitosos de la banda así como su entrada de lleno al mercado internacional y en un clásico dentro del género del heavy metal que además este lunes cumple 39 años.
Publicado el 22 de marzo de 1982 este disco recibió por primera vez al vocalista Bruce Dickinson (después de la salida de Paul Di’Anno) quien ha sido el de mayor duración dentro de la banda participando en 12 de sus 16 álbumes de estudio, y fue el último en el que Clive Burr (1957-2013) estuvo en la batería.
"La primera vez que vi Iron Maiden pensé: 'Dios, esto es bueno'. Luego vi al vocalista y pensé: 'supongo que yo podría hacerlo mejor que él, debería cantar para ellos'", recordaba Dickinson como parte del documental "La historia del Heavy Metal".
Con Steve Harris (fundador de Iron Maiden), Adrian Smith y Dave Murray completando el cuadro, este disco incluye algunos de los temas clásicos de la banda: "Hallowed be thy name" (compuesta por Harris), "22 Acacia avenue" (escrita por Smith y Harrys) y "Run to the hills" (Harris), así como el sencillo homónimo, "The number of the beast" (Harris).
Y si las referencias visuales no eran suficiente para crear esta atmósfera "satánica" del álbum la letra de "The number of the beast" lo deja claro: "Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis", se escucha a Barry Clayton declamar con un tono espectral en los primeros segundos de la canción.
La canción retoma un ritual satánico y habla sobre un hombre que se sueña en el infierno además de tener un coro en el que se escucha "666 the number of the beast" ("666 el número de la bestia"), además, gracias a este trabajo surgió uno de los apodos con los que se conoce a la agrupación británica "the beast" (la bestia) que hasta la fecha sigue siendo parte de su sello.

Cuando Iron Maiden fue tachado de satánico por su tercer disco
Cuando Iron Maiden fue tachado de satánico por su tercer disco 〉 🖼️

Noticias del tema


    ¿Te gustó la nota? comparte


    Reacciones

    Comentarios

    Identificarse con

    Facebook Google

    Hola

    es necesario identificarse para enviar comentarios
    aún no hay comentarios

    NOTAS RELACIONADAS

    El clima en Monclova

    Noticias más leídas

    noticias más leídas

    Noticias recientes

    noticias recientes

    Videos El Tiempo

    video fb

    OTROS VIDEOS

    ...

    Buenas tardes, todos los comentarios serán leídos en vivo....

    De forma trágica, encontró la muerte esta mañana un motociclista repartidor de periódicos de una conocida casa editora. Los detalles: https...

    ...

    Te puede interesar

    Cuando Iron Maiden fue tachado de satánico por su tercer disco