Monclova: Anselmo solo quiere vivir

Monclova: Anselmo solo quiere vivir
Daniela Córdova / El Tiempo de Monclova

Tiene leucemia y está pidiendo apoyo para comprar un medicamento que en el IMSS no hay, mientras sus dolores incrementan cada día más

Don Anselmo Ávila Martínez sufre y lucha desde hace 3 años contra la leucemia, dejándole consecuencias irreparables como la pérdida de su pierna izquierda. A sus 60 años y con distintas limitaciones para seguir enfrentando la vida, sale diariamente a las calles a vender sus productos pues afirma ser él sustento de su familia.

Vive con él, su esposa de 59 años y sus dos pequeños nietos. Anselmo vive diariamente con dolores que lo hacen necesitar el medicamento denominado Buprenorfina.
Reconoce que ha pasado por problemas psicológicos pues con todo lo que le aqueja siente ser un estorbo para la sociedad, pero saca fuerzas de dónde ya no hay, para seguir luchando por sobrevivir.
Cáncer 
Hace años padeció de un tumor maligno llevándolo a una intervención quirúrgica, pero no recibió el tratamiento para su recuperación por lo que tiempo después le acarreó una serie de problemas en su riñón ocasionándole cáncer, posteriormente, este se expandió provocando la amputación de su miembro pélvico izquierdo. A lo largo de su enfermedad ha padecido distintos problemas los cuales han agraviado aún más su estado de salud, uno de los más trágicos fue la fractura de su cadera.
Dificultades
Actualmente se encuentra desesperado pues necesita diariamente una serie de medicamentos los cuales deben ser proporcionadas por la clínica 7 del IMSS, pero persiste un desabasto, tiene 2 meses que no las recibe. La medicina que él necesita es Buprenorfina inyectable de o.3 mg/ 1 ml, asegura que le ayuda a calmar su dolor y la aplica cada 12 horas, pero no está en sus posibilidades costearla tan fácilmente, y ante esta situación tiene que buscar la manera para adquirirlas.
No recibe ayuda
También asegura no recibe ningún tipo de ayuda por parte del Gobierno ni otra fuente. Diariamente se puede encontrar en las calles de la zona centro, principalmente en la calle Hidalgo afuera de una tienda de autoservicio, también en el boulevard Pape y Francisco I. Madero, vende paletitas, la gente que guste cooperarle, puede acercarse con él, está todos los días; se trata de un fiel cristiano que ofrece oraciones impresas con el mismo método de pago.
Testimonio
Afirma que con estas ventas solamente saca para darle de comer a su esposa y nietos pues en promedio obtiene 200 pesos diarios para poder medio alimentarlos. Comenta que en muy pocas ocasiones ha tenido la suerte de sacar 400 pesos en un día, pero a estas cantidades aún tiene que resaltarle los 90 pesos que gasta diarios en taxis para transportarlo en su silla de ruedas hasta su lugar de trabajo y su hogar.
Clama apoyo
Pide desesperadamente ayuda de la población y las autoridades correspondientes pues, le urge su medicina para sobrevivir a los intensos dolores que sufre por la leucemia.
“Quien guste apoyarme, esta es mi dirección, calle Benjamín Garza #2216 colonia Margarito Silva y mis números telefónicos son; 8661237851 y 8661459786” concluyó el señor Anselmo.

Monclova: Anselmo solo quiere vivir
Monclova: Anselmo solo quiere vivir 〉 🖼️

Noticias del tema


    ¿Te gustó la nota? comparte


    Reacciones

    NOTAS RELACIONADAS

    El clima en Monclova

    Tendencia

    Noticias más leídas

    noticias más leídas

    Noticias recientes

    noticias recientes

    Es tendencia

      Videos El Tiempo

      video facebook

      OTROS VIDEOS
      video facebook

      Con una herida en el pecho producida por un rifle de balines, resultó un individuo la noche de ayer en la colonia Barrera de Monclova cuando...

      video facebook

      Autoridades municipales dieron con el cadáver de un indigente a orillas de las vías del tren a la altura de la colonia Feste de Monclova. M...

      video facebook

      El Servicio Sismológico Nacional (SSN) reportó un sismo de 4.7 con epicentro en el municipio de San Marcos, Guerrero. Más información en: h...

      Te puede interesar

      Monclova: Anselmo solo quiere vivir