Fotógrafos profesionales

Fotógrafos profesionales

¡Al pesebre… fieras!

Por: Jorge Martínez

Fotógrafos profesionales

Hace algunos años era un lujo tener documentada nuestra infancia y momentos familiares como bodas y demás eventos sociales. Desde que se inventaron las primeras cámaras para fotografía, el acceso a las mismas era algo restringido en primer lugar por lo difícil de conseguir el equipo y segundo porque algo contratado no era barato. Así, en cada boda o quinceañera que tanto se celebra en nuestro país, ha estado presente un fotógrafo ya sea contratado o de la familia con equipo especializado para inmortalizar esos momentos.

Ahora es más fácil acceder a buen equipo fotográfico, puedes pedir la cámara más especializada desde Amazon o alguna tienda departamental en línea y en pocos días la tienes en tus manos, diferente a hace años a pesar de tener el recurso, era difícil conseguir el equipo en nuestro país, así que apenas ir de compras a EE. UU. o bien pedirla y esperar semanas o meses a que llegara, además de trámites aduanales.

Justo con la crisis de salud que vivimos, se ha agravado la situación de muchos fotógrafos profesionales, al no haber eventos sociales y para quienes sólo se han dedicado a esa rama fotográfica se han quedado sin sustento. Algunos han encontrado una área de oportunidad en la fotografía de producto o corporativa, algo que sigue vigente y que ahora más que nunca se está utilizando para las redes sociales y catálogos impresos. El problema es cuando muchos fotógrafos deciden que saben lo suficiente y no se actualizan en conocimiento y/o equipo, se van quedando atrás. He escuchado a algunos fotógrafos con mucha experiencia el argumento de que “ahora cualquiera es fotógrafo” —en forma de reclamo— pero es cierto. Cualquier persona con una cámara (o un celular con buenas prestaciones) puede hacer muchas fotografías que se hacían antaño sin necesidad de recurrir a un profesional. Otro argumento para no actualizarse es “¿para qué compro un equipo más caro si el cliente no lo paga?”. Difiero, creo que la calidad técnica del trabajo debe ir acorde con el mercado que se busca, pero si ese fuese un argumento de peso entonces se condena a sí mismo a no avanzar.

Un equipo celular de gama alta trae mejores prestaciones fotográficas que una cámara de entrada, me refiero a equipos que cuestan lo mismo que un celular; esto en condiciones de luz iguales. Una clásica en contra es “a ver toma la foto de la luna con un cel…”; en efecto se puede, pero no con la calidad que con una cámara dedicada. Pero para eso requieres un lente largo (y caro si requieres calidad, que puede costar varias veces lo que la cámara). Además, un celular tiene otra ventaja: es una cámara que siempre traes. En contraparte, una cámara es complicado traerla siempre, debe ser en un estuche o mochila y además se expone uno un poco más a que se les antoje a los amantes de lo ajeno.

Por supuesto que para fotografía especializada no hay nada mejor que tener a un fotógrafo profesional: dedican su tiempo y recursos para estar equipados y se ocupan de mantener esos recuerdos (impresos o no) que estarán por siempre con nosotros, así que es necesario para algo serio recurrir a un profesional y pagarle bien, en éste o en cualquier oficio.

Jorge Martínez M, https://instagram.com/tar.mx

 

Fotógrafos profesionales
Fotógrafos profesionales

Reacciones

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

NOTAS RELACIONADAS

El clima en Monclova

día mínima máxima
noticias más leídas

lo más leído

noticias recientes

Te puede interesar

Fotógrafos profesionales